Estás en El arte de crear salud-->Cajón de sastre-->ARTICULOS

Relajación, visualización, meditación,

parecen lo mismo, pero no lo son.

"Cuando en un estado de total relajación uno observa lo que está sucediendo, este acto, en sí mismo, produce fuerza". Jetsun Milarepa

Suelen confundirse, especialmente en el contexto de una conversación. O usarse indistintamente. Aunque todas son prácticas muy recomendables, no son la misma cosa. Tampoco tienen necesariamente que ver con prácticas esotéricas o religiosas como algunos quisieran hacernos a creer. Son poderosas herramientas que puedes (¡y debes!)utilizar en tu búsqueda de la salud y la vitalidad. ¡Bievenida al mundo de las vitaminas para la mente!

Si preguntas a cualquier persona que practique con regularidad cualquiera de estas técnicas, seguramente te dirá que en su vida existe un antes y un después: un "antes" de aprender y practicar su técnica, y un "después" de llevar practicándola con asiduidad. Efectivamente, actúan prácticamente como vitaminas para la mente. "Ponen" allí donde falta, "quitan" donde sobra y "engrasan" los mecanismos de tal forma que con tiempo y constancia, el conjunto de lo que somos, empieza a funcionar cada vez más armónicamente.

Relajación, meditación, visualización... ¿qué tienen estas técnicas para conseguir semejantes logros? Encontrarás explicaciones variadas:unas más espirituales que otras, pero la esencia es que nos permiten establecer un paréntesis en nuestro trajinar diario, un espacio en el que las reglas de juego son diferentes y las establecemos nosotros, un momento que dedicamos a trabajar con nuestra parte menos física: la mente.

Relajacion, una poderosa herramienta para mantenerse sano y vital


Primero, lo primero: si te relajas, todo es más fácil

De hecho es nuestra incapacidad para relajarnos en determinados momentos lo que produce nuestros estados de irritabilidad, cansancio, insomnio y un largo etcétera. Relajarse debería ser un proceso natural, pero a fuerza de vivir estresados, muchas personas necesitan aprender "técnicas de relajación" para poder hacerlo. Estas técnicas lo que hacen es básicamente:

  1. Crear un momento y ambiente propicio para el descanso (sitio cómodo, buena temperatura, luz tenue, música suave, etc.) y
  2. una vez en esas condiciones, guiar la mente de la persona a producir un relax físico.

Hay muchas técnicas. Desde "dejarse llevar por la música" hasta tensar los músculos al límite para luego relajarlos, el abanico es inmenso. Hay para cada gusto.

Construyendo realidades

La naturaleza de la mente es pensar. A través de la visualización sólo "guiamos" nuestra mente hacia un tipo de pensamientos determinados que elegimos. Digamos que ocupamos la mente en recrear una imagen que puede ser "nueva" o no (como cuando traemos a la mente un recuerdo de algo que hayamos vivido). En la visualización, no solamente utilizamos la facultad de la mente de recrear situaciones como en una pantalla de cine, sino su capacidad de reproducir las emociones que acompañan a esas imágenes, en un plano físico. En otras palabras, creamos una imágen y experimentamos las emociones que producen esas imágenes en nuestro cuerpo.

Es frecuente encontrar la relajación y la visualización unidas en una técnica única. Y esto es especialmente útil para personas que tienen facilidad para "ver mentalmente" y en cambio, les cuesta relajarse por otros métodos.

Dentro de las técnicas de visualización, quizás la más conocida es la "visualización creativa". Con esta técnica, aprendemos a crear una situación en nuestra mente, de la forma que deseamos que se manifieste en la realidad.

Incluso para quienes, como yo, sean más "auditivas" que "visuales", la visualización creativa es una técnica excepcional para ayudarnos a llevar a cabo nuestros proyectos. En realidad, es el principio de ellos. La casa de tus sueños, primero fue un pensamiento, una imagen en la mente de alguien -puede que la tuya- que se plasmó en papel (plano del arquitecto), y tu vestido de novia, y el coche o la moto que conduces ... la tesis de fin de carrera, esa novela que tanto te gusta ... ¿Qué es una visualización más que una idea que cobra vida en tu mente? Hay personas que espontáneamente pueden recrear una imagen en su mente con toda claridad y lujo de detalles y darle vida propia. Si no te cuentas entre este grupo de "afortunados" no te preocupes: todo se puede aprender con el método adecuado y la constancia necesaria.

El método adecuado puedes encontrarlo en "Visualización Creativa" de Shakti Gawain. Para mí, uno de los mejores libros que se han escrito sobre el tema, de la pluma de un ser capaz de imprimir a sus obras un profundo cariño y saber hacer. (Si funcionó conmigo, seguro que es bueno <:-))

La constancia, amiga mía, corre a tu cargo.

Meditación: el arte de entrenar la mente

Una sesión de meditación empieza por relajar el cuerpo y la mente. A veces puede incluir algún tipo de visualización preparatoria, pero meditar no es sólo relajarse o visualizar. Aquí no hay solo "descanso", ni sólo imágenes placenteras. Y tampoco necesariamente hay experiencias místicas. Como en todos los quehaceres de la vida también hay una forma religiosa, espiritual, mística de entender la meditación. Pero no es inherente a ella. Los actos en sí mismos no tienen tendencias ni simpatías. Una persona profundamente religiosa, experimentará y plasmará su rito en cada acto de su vida: desde comer a trabajar. Una persona agnóstica, por el contrario, no verá en comer o trabajar más que una actividad de las muchas que componen sus días.

En la meditación suceden muchas cosas, algunas agradables y otras menos, pero no son el objeto de la meditación. La meditación busca, con diferentes "métodos":

  1. que aprendas a enfocar tu atención en algo que tú decidas de antemano (sea un punto, un objeto, un sonido, una actividad como respirar, una idea, una cualidad, etc.),
  2. que aprendas a hacerlo como una observadora neutral, sin involucrarte con las emociones que se puedan producir en cada momento, y
  3. que mientras tú te concentras en hacerlo, la parte no-conciente de tu mente, libre de perturbaciones, "haga su trabajo".

Meditacion, el arte de educar la mente


A poco que lo pienses, te darás cuenta del imponente poderío que supone aprender a centrar la mente en lo que desees y a mantener bajo control tus emociones ... La mayoría de nuestros fallos más escandolosos se han debido a alguna de estas dos causas y a veces a las dos a un tiempo. Sólo por ésto, vale la pena ponerse a ello lo antes posible. Pero hay más ...

Entretener la mente en un objeto aunque más no sea unos pocos segundos, permite crear un espacio de silencio y de orden en el que todo nuestro ser puede realinearse según su estructura natural y funcionar sin condicionantes externos, sin interferencias. Y aquí es donde ocurre lo verdaderamente especial, lo "milagroso". En ese espacio, las cosas vuelven poco a poco a su sitio y a su modo correcto de ser y hacer. Y te cambian la vida: crean ese antes y ese después del que tantas personas hablamos. Un buen día, te das cuenta que ya no eres tan impaciente, ni irascible, ni expectante, ni gruñoña ni ... ¿Coincidencia? Definitivamente, no. No es que hayas quitado, es que has puesto: más paciencia, más compasión, más serenidad ... Y poner, siempre es un acto de determinación, como lo es sentarse a meditar; trabajar con tu mente día tras día es un acto de infinita paciencia, compasión y serenidad. Podría dedicar folios y más folios a explicarte por qué. Para entenderlo de verdad, hace falta hacerlo. Lo siento, no hay atajos.

Toda persona debería dedicar varios minutos al día a practicar la meditación, 7 días a la semana, 365 días al año. No negociable: no hay dieta, ni complementos, ni deporte o actividad física, que pueda sustituir los efectos de la meditación sobre la vida de una persona. Punto.

Elige un método, busca un buen instructor (no vayas en solitario a menos que seas una autodidacta fenomenal) y practica con disciplina. No hay más clave que ésta.

Puedes aprender a meditar en las siguientes organizaciones:

Meditacion Transcendental:

Meditación Budista:

Todas ellas son herramientas, unas más básicas, otras más elaboradas, que te resultarán muy útiles para crear ese momento de introspección tan necesario y a veces tan difícil de conseguir en el día a día. A nuestro mundo le hace muchísima falta personas más compasivas, más alegres, más serenas. Y tú, te lo mereces.


©Mónica P. Vazquez
Mujeres Holisticas, magazine online dedicado a la salud de la mujer del siglo XXI
Está permitida la reproducción total, impresa o electrónica de este artículo, siempre que se cite la procedencia, se incluya el correspondiente enlace a este sitio web y se notifique a la autora facilitando datos de publicación mujeresholisticas.com

[Volver]   [Continuar]

Google


SUSCRIBETE a nuestro boletín gratuito para estar al corriente de las novedades web y leer los contenidos SOLO SUSCRIPTORAS
Pulsa aquí