Estás en El arte de crear salud-->Con F de Femenino-->ARTICULOS


Endometriosis

La endometriosis afecta al 10% de las mujeres en edad reproductiva y sigue creciendo. Aunque existen varias teorías que intentan explicar su origen, se desconoce qué la causa. Como si no fuera suficiente como carta de presentación, tiene el "privilegio" de ser una de las enfermedades sospechosas de ser causadas por los llamados contaminantes orgánicos persistentes (COP's). La Medicina Holística propone alternativas serias para esta patología. Te interesa conocerlas.

Endo: dolor y algunas otras cosas ...

Cuando hay endometriosis, hay crecimientos de tejido endometrial situados fuera de su ubicación natural -dentro del útero-. Como el tejido es de iguales características al que se encuentra en el útero, responde a la acción de las mismas hormonas independientemente de donde se encuentre. La localización de este tejido, es variada: ovarios, estructuras ligamentosas que rodean el útero, viejas cicatrices internas, intestinos o pulmones, entre otras, y los síntomas variarán dependiendo de la localización, pero cuando hay síntomas -lo que no siempre ocurre-, sin duda el dolor es un componente de primer orden al que se pueden añadir otros síntomas más específicos, como:

Samson, Halvan y Dioxinas: médicos y ecologistas a la búsqueda de saber qué causa la endometriosis.

La medicina alópata reconoce desconocer qué causa la endometriosis. Barajan varias teorías que intentan explicarla como la Teoría de Samson, según la cual durante el ciclo menstrual parte de la sangre fluiría hacia atrás, dentro de las trompas de Falopio y hacia fuera en el interior de la cavidad pélvica, donde podría adherirse a ovarios, intestinos y pared pélvica; o la Teoría de Halban que sostiene que la endometriosis podría surgir como consecuencia de diseminación de tejido endometrial a través de la circulación sanguínea y linfática, que lo transportarían a localizaciones más lejanas como riñones, vesícula biliar y cavidad pleural. Este desconocimiento es el que explica que los tratamientos propuestos sean quirúrgicos o paliativos -dirigidos a paliar el efecto de los síntomas-. En ambos casos, como mínimo, dando lugar a un abanico de efectos secundarios y colaterales importantes.

Más recientemente, se ha añadido otra posible causa, esta vez de origen externo. Se trata de unas sustancias "nuevas" en el medioambiente, las dioxinas, productos secundarios resultantes de la producción de otras sustancias químicas, como plaguicidas, cloruro de polivinilo y otros solventes clorados. Una investigación impulsada por la Endometriosis Associacion (USA) desde 1992, ha revelado una relación entre la enfermedad y la exposición a las dioxinas y el PCB (bifenilo policlorado). Estos químicos, que actúan como hormonas en el cuerpo, dañan el sistema inmunitario y claramente han demostrado causar endometriosis en animales.

Medicina Holística: dime cómo vives, y te diré qué enfermedad padeces.

Las medicinas alternativas plantean un enfoque diferente de la enfermedad y su relación con nuestros hábitos de vida. Desde esta perspectiva, y aunque la terminología pueda diferir entre unas y otras, la idea básicamente es que las enfermedades se originan por carencias o por excesos que provocan que el organismo se salga de "su punto". Estas carencias y excesos pueden ser de orígen interno (mala nutrición, stress, etc.) o externo (contaminación medioambiental, traumatismo, etc), y pueden darse a un mismo tiempo. De hecho, las carencias en un aspecto, dan lugar a exceso en otro, y viceversa.

En términos generales, en la Endometriosis encontramos una situación en la que predomina un nivel elevado de estrógenos, también presente en otras patologías femeninas como miomas, quistes ováricos y síndrome premenstrual, entre otras, y que sería directamente responsable de una parte de los síntomas.

Empezando por el principio: ¿qué puedes hacer tú para mejorar tu endometriosis?

Se barajan varias cuestiones que han demostrado influir en el desequilibrio entre estrógenos y progesterona como, la incapacidad del hígado de eliminar el exceso de estrógeno, el distress (stress excesivo),los déficits nutricionales y desequilibrios alimenticios que llevan a carencias (o insuficiencia) de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, la píldora (anticonceptiva), y más recientemente, la exposición a contaminantes orgánicos persistentes, especialmente las dioxinas.

Todas estas cuestiones mencionadas apuntan a un tratamiento natural preliminar, que puedes hacer paralelamente al tratamiento médico que sigas, y que sin duda mejorará el cuadro de endometriosis: ajustar la alimentación y favorecer las funciones del hígado evitando lo que lo perjudica, en primer lugar, y luego añadiendo hábitos que lo benefician.

Así, te interesará procurar evitar: azúcares refinados (azúcar blanco y azúcar integral), café, alcohol, alimentos muy grasos o formas de cocción grasas (frituras), medicamentos (procura limitarlos a lo que específicamente debas tomar por prescripción médica, y en la dosificación prescripta).

Y será bueno que añadas: más frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, aceites vírgenes de primera presión en frío, sal marina sin refinar (en vez de la sal de mesa común), y en cantidades cada vez menores, mayor descanso y algún tipo de ejercicio físico, o simplemente caminar a paso vivo durante 40 minutos cada día, 6 veces por semana.

Dependiendo de la severidad de los síntomas, podrá resultar necesario tomar complejos vitamínicos, minerales y complementos alimenticios, pero en este caso solicita consejo a tu terapeuta alternativo o médico naturista respecto de las más adecuadas para ti.

Aprendiendo a pensar en alternativas

En las últimas décadas la medicina alópata ha ido ganando terreno, en nuestra sociedad y en nuestras casas. Incluso para procesos tan simples como una gripe, medicarse está a la orden del día. Cuando toca hablar de salud femenina, el tema se vuelve aún más grave: tratamientos hormonales sustitutorios, controles protocolarios cuestionables, intervenciones quirúrgicas ... Ninguna de estas prácticas, por mencionar algunas, están exentas de efectos secundarios muy serios, y aunque en determinados casos sean la última opción que nos quede, deberíamos en primer lugar, saber a qué nos exponemos y qué otras alternativas hay.

Decisiones informadas, porque se trata de tu salud, y lo que tú opines, cuenta.


Aprende más sobre la endometriosis: Nuestro dossier "Endometriosis, su enfoque holístico" es un buen punto para iniciar tu aprendizaje.


©Mónica P. Vazquez
Mujeres Holisticas, magazine online dedicado a la salud de la mujer del siglo XXI
Está permitida la reproducción total, impresa o electrónica de este artículo, siempre que se cite la procedencia, se incluya el correspondiente enlace a este sitio web y se notifique a la autora facilitando datos de publicación a mujeresholisticas.com

[Volver]   [Continuar]
SUSCRIBETE a nuestro boletín gratuito para estar al corriente de las novedades web y leer los contenidos SOLO SUSCRIPTORAS
Pulsa aquí



Endometriosis: su enfoque holístico